viernes, 14 de mayo de 2010

Mayo 1844: Fallece Jose Maria Imbert

Junto con Fernando Valerio se considera el líder máximo de la Batalla del 30 de Marzo, que fue decisiva en la primera Campaña Independentista en 1844.

De nacionalidad francesa, oriundo de Fudlon, ciudad del noroeste de Francia, donde nació en 1801.

[caption id="attachment_705" align="alignleft" width="150" caption="Busto Jose Maria Imbert"][/caption]

Con ansias de conocer el nuevo mundo, sale de su patria natal con destino a Cuba, después de una corta estadía ene sa isla se traslada a Port-a-Prince (Haití). Más tarde pasa a la parte oriental de la isla y se radica en la ciudad de Moca, investido de las funciones de corregidor; allí contrae matrimonio con una dama distinguida, María Francisca del Monte.

Llega el año 1844, el cual marcó un hito en el plenario de la historia y José María Imbert, siente el patriotismo como cualquier dominicano y dentro de ese conciliábulo patriótico dice presente en la blasonada ciudad de Santiago y con ese don de mando, con su capacidad directriz, con ese valor espartano, arrojó de la hidalga ciudad de Santiago al intruso invasor, gracias al denodado valor de Valerio y otros coterráneos.

La acción del 30 de Marzo, a la que gloriosamente está unido su nombre, es memorable por lo decisiva que fue la derrota del invasor, por la sugestión creada en todo el Norte de Haití sobre la capacidad de nuestro improvisado ejército, y por la influencia en el levantamiento de la moral de pueblo dominicano, necesitado de otro estímulo que secundara el del 19 de Marzo en Azua.

En el año de 1845, siendo Imbert lugarteniente de Francisco Antonio Salcedo, compartió los honores del triunfo en la acción de la Sabana de Beller. Terminada esa campaña, se reintegró a Moca, como Comandante de Armas. De allí pasó con el mismo cargo a Puerto Plata, lugar donde murió en 1847.

Sus restos reposan en la Catedral de Santiago, junto con otros héroes de la Independencia y la Restauración.

Al igual que Fernando Valerio, el nombre de este francés lo llevan calles y parques de todo el país.
Fuente: Pagina Historia Patria Dominicana